Los mejores tablaos flamencos de Barcelona, Madrid, Granada, Sevilla...

La docencia en el Flamenco

El enfoque de Flamenco Real

Flamenco
nov 16 2015

La docencia en el flamenco, el enfoque de Flamenco Real

Uno de nuestros objetivos fundacionales, y que justifican de por sí toda nuestra actividad, es sumar esfuerzos en la ardua tarea de la salvaguarda, de la difusión y de la divulgación del flamenco.

Si nos centramos en lo que se refiere a la salvaguarda y a la divulgación vemos como estos temas están estrechamente relacionados con la transmisión de conocimientos de este complejo y maravilloso arte. Si bien, desde el surgimiento del flamenco allá por finales del siglo XVIII y hasta hace poco tiempo, todo el conocimiento flamenco se transmitía de manera oral, quizá por la ausencia de otros medios, quizá porque esta era la forma natural de hacerlo, o quizá porque siempre estaba ligado a ambientes reducidos y/o familiares. Siempre se hizo así y así se seguirá haciendo, sobre todo, en aquellos rincones donde el flamenco en el ámbito privado aún goza de buena salud.

Pero la grandeza del flamenco y su universalización hace que cada vez sean más las gentes que se acercan al flamenco, no sólo con el objetivo de disfrutarlo, que también, sino para comprenderlo y conocerlo más.

A lo largo de la historia del flamenco han existido notables artistas que además han sido geniales docentes, pero esto no es la norma.

Sentir el flamenco y ejecutarlo o interpretarlo artísticamente no es garante de ser buen docente, hay numerosos ejemplos que lo confirman. Geniales artistas que han visto la docencia como una forma de completar sus agendas, pero que se sentían poco atraídos por el concepto que la docencia esconde, ese que va más allá de ser una mera transacción económica, ése que guarda relación con la pasión de compartir conocimientos y experiencias…

Por esto, Flamenco Real considera que carentes aún de una corriente docente que aglutine y dirija la enseñanza del flamenco o de un plan de estudios formalizado a la altura de la complejidad artística, antropológica y musical de este arte, es buen momento, al menos, para diferenciar a aquellos docentes que se muestran comprometidos con la calidad de sus enseñanzas, que han desarrollado y desarrollan sus clases en torno a un método y con una metodología, que preparan previamente sus lecciones, que adaptan éstas a sus alumnos y que persiguen el firme objetivo de mostrar la magnitud del flamenco y no sólo técnicas y/o pasos.

Es hora de diferenciar a aquellos maestros, profesores o docentes que dan clases por mera necesidad personal y artística, porque les nace, porque lo sienten… porque es vocacional y esto es una cualidad clave para la transmisión de cualquier conocimiento.

Así, Flamenco Real quiere representar a aquellos maestros con vocación, comprometidos con la docencia del flamenco, con la calidad de ésta, con la correcta adaptación por niveles y, por supuesto, con el desarrollo de sus alumnos y que éstos puedan aprovechar al máximo sus clases y conocimientos.

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará.