Los mejores tablaos flamencos de Barcelona, Madrid, Granada, Sevilla...

El Flamenco es Patrimonio Cultural de la Humanidad

Consecuencias en su gestión

Tocando las palmas
may 09 2015

El Flamenco es Patrimonio Cultural de la Humanidad

Consecuencias de que el Flamenco sea Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

El Flamenco, patrimonio Cultural de la Humanidad

Fuente: www.adecjapan.es

Cuando el 16 de noviembre de 2010 en Nairobi, la UNESCO declaró el Flamenco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad se produjeron varias reacciones diferentes. Algunos decían que ya era hora, otros que eso para qué servía e incluso hubo quien afirmaba que patrimonializar algo como el flamenco no podía traer nada bueno.

Como casi todo en esta vida, ni tan bueno, ni tan malo, ni blanco, ni negro… El reconocimiento de la UNESCO lo que aboga es por hacernos partícipes a todos de la importancia que tiene el flamenco tanto a nivel internacional como nacional, pero especialmente hacer conscientes a los portadores de este magno patrimonio que ellos han de ser los principales protagonistas y responsables del desarrollo y la salvaguarda del flamenco. Éstos deben ser plenamente conscientes de ese valor y han de tomar parte de la representación del patrimonio. Han de sentir que este es y sigue siendo representativo y han de velar para que no acabe deformándose o siendo una mera representación artificial y banalizada de lo que fue. Así, como se puede apreciar, una gran parte de esta declaración va en línea con la conciencia

También sirve, aunque de manera indirecta, para que sea más conocido porque, bajo la figura y el amparo de la UNESCO, se ha demostrado con el paso de los años de actividad de esta organización supranacional que los elementos patrimoniales adquieren una mayor penetración en sectores más amplios de la sociedad a nivel mundial y gozan de un mayor prestigio, además de resultar más atractivos, si cabe.

Con respecto a los que hablaban sobre los aspectos negativos resultado de patrimonializar el flamenco, hay que decir que sus dudas no son infundadas y que tienen cierta lógica para el patrimonio tangible, pero que no aplica para los elementos intangibles, que por definición necesitan ser representados y recreados para su transmisión. Y es ahí, donde radica la importancia de que el flamenco haya sido considerado Patrimonio Cultural Inmaterial, puesto que centrando la atención de los portadores en sentido amplio en esta premisa, se abre una magnífica vía para que sean conscientes de que el flamenco ha de ser un patrimonio viviente, pero que se respete la esencia y, sobre todo, que sea representativo.

Por todas estas cuestiones es por las que se comienza a entender que todo aquel, cuyo negocio esté relacionado con el flamenco, ha de adaptar su forma de operar, adoptando una óptica empresarial dualizada, en la que los componentes meramente económicos, o que guarden relación con el negocio, vayan en sintonía, estén al mismo nivel y sean tan importantes como las cuestiones más puramente artísticas.

Es importante que esta operativa sea compartida y respetada por todo aquel, que de un modo u otro, gestione flamenco con el fin de ser expuesto en la esfera pública, recordando que también existe y es igual de importante o incluso más de cara a la salvaguarda del flamenco, que el ámbito privado siga su desarrollo y esté presente en la vida de sus portadores.

En línea con esta premisa Flamenco Real, club de calidad de flamenco, ha desarrollado un sistema con el que comenzar a integrar de manera decidida y definitiva en el sector del flamenco esta forma de gestionarlo desde sus dos perspectivas, la económica y la artística. Todo este sistema está basado en las directrices que marca la UNESCO en los términos que anteriormente se han considerado, además de otros que guardan relación con la difusión o la divulgación.